Porvoo y Kotka

10-06-11
Ultima visita a Helsinki para ver la iglesia de San Juan y comprar cuchillos Marttiini.

Salimos de Helsinki hacia Porvoo. Llegamos sobre las 5 de la tarde, después de comer en el área de servicio de Shell que hay a la entrada y, para no variar, nos perdimos buscando el camping en una desviación por obras a la entrada del pueblo, así que fuimos a la oficina de turismo a pedir un plano. Recorrimos el pueblo, que tiene en su parte antigua todas las casas de madera y las calles empedradas con cantos rodados excepto una, que dicen la construyó el mismo diablo y no tiene mantenimiento en invierno.

Localizado el camping, una vez instalados, cenamos, y como no oscurecía y tampoco teníamos sueño, estuvimos viendo una película en el portátil, acompañados por el canto de un pájaro. Cansino estuvo el ave, porque a las dos de la mañana seguía cantando. Yo creo que, a los pájaros de aquí, la noche-que-no-termina-de-oscurecer los confunde, y por eso cantan los cabrones, porque se creen que es de día.

11-06-11
Ruta turística en la California entre Porvoo y Pellinki, a donde se llega cruzando un estrecho en un ferry gratis. Comida en Benitas Café, el último sitio en el archipiélago donde se puede comprar gasoil en un pequeño embarcadero, en el que estaba atracado un velero español. De regreso al camping paramos en Loviisa, pequeño pueblo costero que no nos llamó la atención.

12-06-11
Por la mañana vamos a Kotka – Subimos a la torre de observación Katariina y caminamos por el parque del agua Sapokka. Por la tarde fuimos a la casa refugio de pesca del emperador ruso Alexander III, en el parque natural de Langinkoski, un paraíso, según dicen para los aficionados a la pesca de la trucha. Los edificios se construyeron en 1889 y se conservan tal cual, incluso con los muebles y objetos originales. El interior se puede visitar, pero no pudimos verlo por estar cerrado cuando llegamos. Cuando salíamos de este lugar se estaba formando una tormenta que nos pilló en Hamina y, como no dejaba de llover, dimos una vuelta al pueblo con la California, paramos a cenar en el restaurante del centro comercial y nos fuimos a Lappeenranta, donde dormimos en un parking.

Esta entrada fue publicada en Finlandia 2011. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Porvoo y Kotka

  1. patricia dijo:

    que pasada, que lugares mas bonitos,me quedo con la boca abierta. Eso si que es viajar. Un abrazo

Los comentarios están cerrados.